Buscar

Angélica va de CDMX al Estado de México con un garrafón en la cabeza



María Angélica Galindo Dolores es una de las tantas mexicanas que no pueden quedarse en casa en tiempos del coronavirus, pues argumenta que necesita cuidar su bolsillo.


La usuaria del Metro, con la mitad de un garrafón en la cabeza como protección, usa a diario esta careta improvisda para evitar ser contagiada por el Covid-19.


La mujer lleva dos semanas portando este plástico, además de usar un cubrebocas debajo, como lo ha requerido dicho transporte público para trasladarse en sus instalaciones.


"Hay que cuidarse porque no puedo quedarme en casa y mi camino es largo", dijo María Angélica, al dirigirse a Naucalpan, Estado de México.


Hace unos días, el gobierno de la Ciudad de México dio a conocer un listado de 89 zonas consideradas de alto riesgo de contagio. Según esta información, 51 estaciones del Metro son focos rojos, es decir, podrían concentrar un gran número de personas y propiciar la propagación del coronavirus.

140 vistas