Buscar

Crean un pan de muerto ancestral en Texcoco



En Xolo Café, los panes de muerto no son como los convencionales, ya que están horneados con dulce de camote y decorados con ceniza de totomoxtle y flores de cempasúchil.


Las pérdidas económicas que generó el confinamiento provocado por la pandemia de covid-19 orillaron a la familia Lucero Sánchez a innovar para rescatar sus ventas durante la temporada de Día de Muertos.


"Nos afectó mucho la pandemia, cerramos unos meses y pensamos qué vender y nos animamos a hacer pan de muerto con totomoxtle y ha funcionado muy bien", detalló Sarahí Lucero encargada del local.


Lleva los ingredientes de un pan de muerto, sin embargo, antes de hornearlo, se rellena con dulce de camote morado ingresa a un horno y después de varios minutos está listo para ser decorado.


"Hacer el dulce de camote a veces nos lleva hasta cinco horas, es lo más laborioso, pero también le da un sabor inigualable”.


Señalo que después se unta el pan con mantequilla, se le pone después la ceniza con azúcar y la flor de cempasúchil.


“Es un proceso tardado y laborioso, creo que nos llevamos hasta 10 horas para hacer este pan, tuvimos incluso que cambiar nuestros horarios de atención porque llega mucha gente, estábamos acostumbrados a hacer 20 o 50 panes, pero ahorita estamos haciendo 300 piezas al día”.


Este pan de muerto se hizo viral, después de que se compartiera una fotografía en las redes oficiales de Xolo Café, lo que ha contribuido a sus ventas, pues han recibido comensales nacionales e internacionales.


“No esperábamos tanto, siempre subimos nuestras fotos a nuestras redes, pero llamó mucho la atención este pan y llega mucha gente e incluso unos que quieren envíos, unos extranjeros que vieron en redes y llegan porque quieren probarlo”


En la cafetería que tiene un concepto prehispánico también se puede degustar bebidas ancestrales como chocolate chiapaneco, Tascalates o pozol de cacao. Se ubica en la avenida Juárez Sur número 206.

53 vistas