Buscar

Enfermos de covid-19 batallan por encontrar cama en hospitales del ISSSTE



Para Consuelo González han sido diez días de buscar una cama en hospitales del ISSSTE para su mamá de 69 años de edad, enferma de covid-19; ha ido por cuatro hospitales y lo mismo en tres de ellos: “no hay cupo, no hay cupo (…)”.


“Fuimos al hospital José María Morelos y Pavón del ISSSTE, pues en Locatel nos dijeron que ahí había cupo, fuimos y nos dijeron que no había; fuimos a un segundo hospital del ISSSTE, tampoco hubo cupo”.


Como tercera opción, Consuelo intenta llevar a su madre al nuevo Hospital del ISSSTE en Tláhuac que apenas ayer abrió sus puertas. Lo mismo, les han dicho que no hay cupo.


Después de que en los dos primeros hospitales del ISSSTE, su madre es derechohabiente, no encontraron lugar, la enferma fue llevada a un hospital particular porque la familia consiguió un seguro por gastos médicos.


Pero esto se está acabando. De ahí que salieron a buscar otra opción y llegaron a ese hospital nuevo.


La mujer fue entrevistada frente al Hospital del ISSSTE de Tláhuac que de inmediato tuvo su primera “contingencia en un lapso breve de tiempo, en menos de una hora, recibimos 24 pacientes, más de 20 pacientes”, explicó el director Normativo de Salud del ISSSTE, Ramiro López.


Sin embargo, aclaró que cuatro de esos enfermos, reportaban una enfermedad diferente al covid-19.


“Ahorita tenemos una saturación de arriba del 85 por ciento en los hospitales del ISSSTE” en la Ciudad de México y afirma que el nuevo hospital “va a ser como un respiro, pues no sólo vamos a recibir derechohabientes sino población abierta”.


Lo cierto es que la madre de Consuelo es derechohabiente y simplemente no encuentra lugar en las instalaciones del ISSSTE.


Afirmó que para evitar situaciones que vivieron este lunes en dicho hospital y casos como el de Consuelo, antes de llegar a determinado hospital, las familias de enfermos deben marcar el 911, donde les informaran a qué hospital deberán dirigirse.


Pero Consuelo, afirma que ello no es suficiente, porque la información que maneja el 911 no está actualizada: “es muy angustiante esta situación. Que por favor den los accesos correctos al derechohabiente, porque llega uno al ISSSTE y sólo dicen: 'no hay cupo, no hay cupo' y no sabemos qué hacer, nos dejan atados de manos tenemos que ir de un hospital a otro para buscar un espacio para el paciente”.


El funcionario negó que en la “contingencia” del lunes hayan faltado insumos, el oxígeno por ejemplo. Señaló que en las redes sociales fueron publicadas fotografías, donde se ven pacientes con su tanque de oxigeno. Sin embargo argumentó que así llegaron al hospital y no porque en este no hubiera.


La falta de camas también se observa en otros hospitales, como el Hospital de Especialidades de la Ciudad de México Belisario Domínguez en Iztapalapa.


Uno de los policías que cuida el ingreso por urgencias, informó de manera extraoficial que ya se encuentra lleno y sólo reciben “excepcionalmente a personas que llegan muy enfermas”.


En ese hospital se localizan carpas blancas colocadas al inicio de la pandemia, pero nunca fueron utilizadas. Ahora con la segunda ola de la enfermedad han recibido mantenimiento y adecuaciones por si acaso se requieren.


A las afueras de este hospital, estaba la señora Gloria Medina, esperando información de su esposo ingresado el pasado 13 de diciembre. Es un enfermo de covid-19.


“Llegó muy grave y lo han atendido muy bien. El primer tratamiento que le pusieron no le funcionó y lo intentaron con otro nuevo, lo han estabilizado en todo”.


Por su permanencia diaria en ese sitio se ha podido percatar que ya no hay lugares para pacientes que lo solicitan.


Su opinión coincide con la del policía. Lo que le sucede a Consuelo González es algo parecido a lo que sucede en otros casos.


Una vez que optaron por dejar el hospital privado y antes de sacar a su mamá de éste, salieron a buscar camas.


“Ayer fuimos al Hospital Regional de Zaragoza del ISSSTE y nos dijeron que no había cupo, pero de ahí nos mandaron a este (el nuevo de Tláhuac) pero no, nos dicen que no hay lugar, que no es posible por la situación de mi mamá que ya está intubada”.


Y aunque lo dicho por los médicos pueda ser razonable, lo cierto es que aquí mismo les han dicho “'llévenla al 20 de noviembre o a López Mateos del ISSSTE', pero queremos insistir aquí, pues nos han dicho que sí hay lugares”. Es decir a otro hospital del ISSSTE.

19 vistas

© 2020 por Diario Noticias Texcoco