Buscar

La irregularidad en la obra pública en Texcoco tiene nombre



Por Ruch Marcuav


El asfalto de mala calidad, los baches, las obras improvisadas, las ciclopistas a medias, la falta de planeación a la hora de construir, el drenaje mal hecho y las inundaciones en Texcoco, tienen nombre y apellido. Se lo puede agradecer al arquitecto Jorge Luis Vazquez Reyes y a Carlos Javier San Nicolás Miranda, los proveedores preferidos de Higinio Martínez.


Jorge Vázquez resulta ser primo político de Higinio Martínez y Carlos San Nicolás su sobrino. Ambos son dueños de la empresa ITCA y el primero de VAZMI, constructoras favoritas del Ayuntamiento en Texcoco.


Ambos se han enriquecido de manera desbordada y en poco tiempo se hicieron millonarios que viven a todo lujo a costa del presupuesto de los texcocanos. De hecho Jorge Vazquez es conocido por sus lujos excesivos y excéntricos, además de excesos en sus continuas fiestas en su mansión, concurridas por morenistas, así como sus viajes a todos lados del mundo.


Según algunas fuentes, probablemente San Nicolás le regaló a Higinio Martínez la lujosa mansión en el fraccionamiento Granjas Molino de Flores de Texcoco, justo frente a su propia casa.


Estás personas que se convirtieron en empresarios a la sombra Higinio Martínez y en sus prestanombres, acostumbran a obtener contratos de obra pública con precios inflados o muy elevados por encima de los costos de mercado y con condiciones pésimas en la calidad, lo que se refleja en reencarpetados constantes de calles, inundaciones y caos vial.


Ambos empresarios intervinieron en la actividad política en las pasadas elecciones, no solamente con dinero a favor de MORENA, si no también participando en generar guerra sucia y difundir calumnias en contra de rivales de ese partido, haciendo a un lado la ética con tal de mantener sus privilegios.



553 vistas