Buscar

Los gobiernos de México, Brasil y Venezuela son los peor calificados por su gestión ante COVID-19



En momentos de crisis es donde la gente más evalúa a sus líderes y en una situación extrema como la del coronavirus, gobernantes como el uruguayo, Luis Lacalle Pou, y el peruano, Martín Vizcarra, son vistos como ejemplos de buena gestión, mientras que sus pares de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Venezuela, Nicolás Maduro, son criticados por una reacción tardía.


Mientras, las instituciones que mejor salen paradas en una docena de países de Latinoamérica son la Policía y las Fuerzas Armadas, según un nuevo estudio de Ipsos, que consultó entre el 27 de marzo y el 6 de abril a 353 líderes de opinión y periodistas de 14 naciones.


Además de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, que ha dejado al menos 2 mil 800 muertos y más de 68 mil enfermos en la región, la economía es la otra gran preocupación de los encuestados: menos del 10 por ciento cree que en una recuperación en los próximos meses.


RÁPIDEZ Y FIRMEZA, RECONOCIDAS


Frente al manejo que cada Gobierno le ha dado a la pandemia, los encuestados consideran que Uruguay y Argentina son los que mejor lo están haciendo, con una aprobación del 62 por ciento, seguidos por Perú ( 59 por ciento), Colombia (56 por ciento) y Chile (51 por ciento).


En una escala media se ubican Bolivia (38 por ciento), Cuba y Panamá (36 por ciento) y Ecuador (32 por ciento), mientras que con una calificación negativa aparecen Brasil (14 por ciento), México (12 por ciento ) y Venezuela (11 por ciento).


Datos reflejados en los niveles de aprobación de sus respectivos mandatarios, con el uruguayo Luis Alberto Lacalle Pou, posesionado el primero de marzo pasado, encabezando el listado con un 59 por ciento a favor.


Un ejemplo de cómo la gestión de la crisis tiene nombre propio es el del presidente peruano, Martín Vizcarra, a quien le va aún mejor que a su Gobierno y ocupa el segundo lugar (56 por ciento), tras tomar medidas firmes y rápidas (cuarentena), proactivas (bonos económicos para los desfavorecidos) y con transparencia (evaluación en persona diariamente de la situación).


A su colega chileno, Sebastián Piñera (40 por ciento, quinto en la lista), su actuar le ha servido para dejar un poco atrás la polarización que vivía el país desde octubre pasado y logró recuperar 8 puntos porcentuales frente a la encuesta de diciembre pasado.


Por el contrario, los expertos le pasan factura al mexicano Andrés Manuel López Obrador (19 por ciento, puesto 10), que tardó en tomar medidas contundentes frente a un virus al que tiende a menospreciar, y al brasileño Jair Bolsonaro (16 por ciento, puesto 11 por ciento), que ha tildado de simple “gripita” al COVID-19 y ha desautorizado a gobernadores por ordenar toques de queda.


En el último lugar está Nicolás Maduro (6 por ciento), que ve cómo la crisis social, política y económica no cede pese a la pandemia y que desde el exterior y la oposición en Venezula es visto con recelo por las medidas que ha dictado y poca confianza frente a las cifras que da su Gobierno sobre la enfermedad.


Con información de Sin embargo

26 vistas