Buscar

Mujeres de Texcoco se unen para dar voz a víctimas de violencia



Entre 2016 y 2020, se tiene registro de al menos 13 casos de feminicidio en Texcoco y comunidades vecinas.


El Estado de México se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos para ser mujer. Durante 2019, en la región se registraron 125 víctimas de feminicidio, esto representa el 12.37% del total de casos que hubo en el país, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP):


En distintas entidades de la demarcación han surgido grupos de mujeres organizadas, cuyo objetivo es dar voz a las víctimas de violencia de género y a sus familias, así como frenar la ola de violencia en sus comunidades. Uno de estos colectivos es Asteria, fundado a finales de febrero de este año en Texcoco.


«La colectiva se fundó bajo la necesidad de hacer del feminismo una luchas visible en Texcoco y hacer evidente la violencia contra las mujeres que azota el municipio y las comunidades cercanas», comenta en entrevista para Mujer Ejecutiva Keth López, vocera de la organización.


Originalmente, Asteria se constituyó por ocho mujeres; sin embargo, en poco tiempo ha ido creciendo y hoy está conformada por una red de entre 50 y 60 mujeres que, según comenta López, se han unido para promover distintas actividades como círculos de lectura y difusión de los casos de feminicidio.


«Aquí en Texcoco la violencia es algo que ha permanecido en silencio. Aunque hemos tenido casos muy sonados como el de Nazaret, esto fue sido gracias a que en ese momento los colectivos feministas en Chapingo hicieron presión con el rector para que se hiciera justicia. También influyó mucho que el rector estaba recién entrando, entonces necesitaba tener eso de su lado. (…) Sin embargo, antes de Nazaret, estuvo el caso de Zully, quien fue asesinada por su entonces pareja mientras ella estaba embarazada de 7 meses. Como ese caso en Chapingo puede haber más, pero no son difundidos o se quedan en los medios locales».


En este sentido, Keith López menciona que impera la necesidad de crear refugios para víctimas de violencia,generar políticas en favor de las mismas y que las autoridades correspondientes pongan manos a la obra para salvaguardar la integridad de las mujeres.


Entre 2016 y 2020, se tiene registro de al menos 13 casos de feminicidio en Texcoco y comunidades vecinas. Tan solo del 27 de mayo al 4 de junio de este año fueron hallados dos cuerpos de mujeres sin vida quienes fueron brutalmente asesinadas.


El colectivo se ha mantenido activo; el 8 de marzo pasado, las jóvenes se reunieron como parte de la marcha por el Día Internacional de la Mujer. Ahí, de forma simbólica colocaron ocho cruces, las cuales representaban a algunas de las víctimas de feminicidio en la demarcación y sus alrededores. Ahora y como derivado del confinamiento, han seguido pendientes de los casos a través de sus redes sociales y con atención psicológica y nutricional de manera telefónica.


«En Texcoco urge evidenciar la violencia que está azotando a las mujeres y que las autoridades niegan. Por eso nosotras decidimos darle voz a las víctimas», concluyó López Nares.

52 vistas