Buscar

Preparado el EdoMéx para el ciclo escolar 2021- 2022



El regreso a las aulas en el Estado de México tres semanas antes de que concluyera el ciclo escolar 2020- 2021 fue muy cuestionado, sin embargo, el Secretario de Educación de la entidad (SEDUC), Gerardo Monroy Serrano afirmó que en la planeación que se ha impulsado están preparados para enfrentar cualquier situación que se llegue a presentar en las escuelas mexiquenses, en las que no hay registro alguno de contagios por COVID-19.


En entrevista para el Heraldo Estado de México, el titular de la SEDUC, indicó que el regreso a los talleres y laboratorios en marzo pasado en pleno Semáforo Naranja fue muy controversial y criticado, sin embargo, consideró que este fue muy exitoso.


Recordó que fue un regreso ordenado, cuidado y planeado en el que se publicaron los protocolos de salud conformados por lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Secretaría de salud estatal y federal, de la misma Secretaría de Educación pública (SEP), de tal hecho que no se han registrado contagios. Incluso, el antecedente fue en la Ciudad de México en donde se dio el primer retorno a aulas en licenciaturas de las ciencias de la salud, pero en el territorio mexiquense fue aplicado para todas las carreras.


Detalló que en esa fecha iniciaron con 700 alumnos y la cifra incrementó conforme pasó el tiempo y llegaron a 48 mil estudiantes, también regresaron 3 mil 700 docentes en mil 472 laboratorios y talleres en educación media superior y superior de que desde Semáforo Naranja y durante todos los días asistieron pues esta parte de la enseñanza que necesitaba ser retomada.


“Fuimos el único Estado que lo implementamos, hubo críticas, pero afortunadamente fue algo muy exitoso, los alumnos muy contentos, los propios docentes muy contentos, los padres de familia también, siendo muy responsables el Gobierno del Estado en la planeación, en los cuidados y en el orden”, dijo.


Cumplimiento de protocolos


Destacó que, para vigilar el cumplimiento de los protocolos de salud e higiene en las aulas, los directores y rectores de las escuelas superiores fueron los responsables de que se aplicaran al pie de la letra las medidas, se establecieron filtros desde casa, la Carta de Corresponsabilidad, el filtro en la escuela antes de ingresar, al interior de los salones se aplicó la sana distancia, ventilación, sanitización constante y uso de cubrebocas obligatorio.


Tras el éxito que obtuvieron en el retorno en talleres y laboratorios, el mes pasado se decidió el regreso a todos los niveles educativos en el que se aplicó el mismo plan y orden, aunque hubo complicaciones en la infraestructura de las escuelas del nivel básico, a lo que destacó que no se han registrado contagios.


Comités de Salud


También, se activaron los Comités de Salud en los que participaron integrantes de Protección Civil y Seguridad, los cuales, determinaron qué espacios tienen condiciones para el retorno a los salones y junto a los padres de familia y los docentes hicieron el consenso para que los niños regresaran a clases de manera presencial.


Destacó el papel de los padres de familia y de los docentes quienes se encargaron de las labores de limpieza y sanitización de escuelas, de dotar a los alumnos y sus espacios con gel antibacterial e insumos para el lavado de manos, agregó que el regreso siempre se ha hecho de manera voluntaria y bajo consenso de maestros, alumnos y padres de familia.


“Entre la comunidad educativa de cada centro de trabajo son los que deciden si regresan”, dijo.


Sin condiciones para regresar


Para las escuelas que no tenían las condiciones mínimas para retornar, eran notificadas a las autoridades para que tomaran cartas en el asunto, tras quince meses sin actividades, señaló que se registraron instalaciones en las que se cayeron bardas, espacios vandalizados, mobiliario roto.


Para estos espacios educativos vandalizados, indicó que se notificó al Instituto Mexiquense de la Infraestructura Física Educativa (IMIFE) y están en el proceso de reparación de los daños mayores, estimó que todo estará listo para el ciclo escolar que se avecina el próximo 30 de agosto. Estos daños consistieron en el hurto de equipos de cómputo y mobiliario, lo cual, está asegurado y se va a reponer, aseguró.


Mientras que para las rehabilitaciones menores que no implican gastos altos, indicó que los padres de familia se han hecho cargo.


De ahí la razón de regresar a las aulas al menos tres semanas antes de que concluyera el ciclo escolar: para identificar y asumir el problema que se presentaba en las escuelas, ya sea en problemáticas menores como impermeabilizaciones, pintura, vidrios, hasta mobiliario, a todos los temas le han entrado.


Para los espacios educativos con problemáticas de agua potable, indicó que se abastece mediante los organismos operadores de los municipios en los que se encuentran, hay pipas que dan suministro a los mismos, esto es una prioridad.


“Vamos generar las condiciones para que ningún niño se quede sin el espacio necesario para tomar sus clases”, dijo.


Monroy Serrano señaló que la experiencia del sismo de septiembre del 2017 dio el antecedente para que los directores de las escuelas y los maestros hicieran lo que estaba en sus posibilidades para que los niños siguieran en clases, por lo que ese modelo podría tomarse y en caso de que no haya una escuela que ya se haya rehabilitado como tal, se podrían utilizar como en aquel tiempo, las aulas provisionales o el uso de espacios municipales, todo lo que se tenga que hacer para que ningún niño no se quede sin su espacio educativo.

31 visualizaciones